Parideras, y detalle de cerda con cerditos ibéricosCerdos ibéricos comiendo hierbaCerdos ibéricos comiendo hierba

El cerdo ibérico único en el mundo, sólo en España y parte de Portugal.
Ya desde hace siglos, nos viene proporcionando por excelencia el mejor alimento, para que así sea, se precisan unos cuidados exhaustivos y una buena alimentación. Una vez transcurridos tres meses, tres semanas y tres días de gestación, nace el cerdo en parideras adaptadas a su habitat natural.

Al cabo de un periodo aproximado de un mes de lactancia, pasa ya en libertad a comer hierbas y piensos naturales (trigo, cebada, maíz, soja…) y así hasta su sacrificio, excepto los cerdos destinados a la bellota, que estarán un mínimo de tres meses en montanera, cuyo único alimento serán bellotas y hierba.